Mardy Bum

“Someone who complains alot, moans about their life etc…

Usually used in the north of england.”

 

Fuente: http://www.urbandictionary.com

Anuncios

Recuperados IV

No quiero ser el centro de tu universo, solo quiero que disfrutes cada momento que estés conmigo y que sean tan especiales que se queden marcados en tu piel. 
No quiero ser el centro de tu universo, solo quiero que vivas a mi lado lo que siempre soñaste y que cada noche al cerrar los ojos mi recuerdo te acompañe. 
No quiero ser el centro de tu universo, solo quiero que mis dedos dibujen sobre tu espalda un corazón que sea el símbolo de nuestro amor, y que seas lo primero que vea al despertar para siempre y por siempre.
Mientras el calor de un cuerpo se incrementaba con el solo roce de los dedos, el otro cuerpo permanecía abstraído de los deseos que lo rondaban. 
Un par de peticiones negadas borró la sonrisa, abrió las cascadas y desató los demonios, los fantasmas y los miedos.
No hay nada mas triste que una amante rechazada....,
CARTA A LA REALIDAD
Hola querida realidad, cómo estas? Tenía tiempo huyendo de ti mientras soñaba imposibles, sinceramente no te extrañaba mucho porque a veces las nubes son más confortables que tu fría dureza. 
Realidad, no has cambiado tanto desde la ultima vez que estuvimos frente a frente, o mejor dicho desde la ultima vez que me digne a voltear la mirada para verte. Me sigues presentado la misma situación pero con distinto protagonista y entiendo entonces que no he aprendido la lección. 
Quisiera decirte que me provoca huir de ti una vez más, pero se que en cualquier lugar donde me esconda volverás a encontrarme y nos volveremos a sentar en la misma mesa a recoger los pedazos que estan regados en el piso. 
Se que una y otra vez estarás aquí para recordarme que no todo es color de rosa y que las caídas desde las nubes pueden ser dolorosas, pero te pido que hagamos una tregua, un pacto. Tu te me presentas con un poco menos de frialdad y yo prometo no soñar tan alto para evitar las caídas. 
Bueno querida amiga, gracias una vez más por ser quien me brinde su mano  para armar este rompecabezas que se hace llamar corazón, espero contar siempre con tu sabiduría y algún día aprender la lección que viniste a enseñarme, nos vemos pronto.
APRENDIENDO
Cada día con cada nuevo amanecer debes aprender algo.
Yo he aprendido a caer y levantarme muchas veces aun cuando tenga miles de heridas en el alma y en el cuerpo; he maquillado mis lagrimas y he puesto mi mejor sonrisa para no dar lastima y para no dar explicaciones, he aprendido a callar los gritos que atormentan mi cabeza, he aprendido a sofocar las llamas de cada pasión infructuosa de mi cuerpo, aprendí a oir cada lamento ajeno para no tener que decir los míos, aprendí a descifrar en los ojos de mi amado el amor perdido, entendí que para reír hay que aprender a llorar, aprendí que el desesperado busca la felicidad en cualquier lugar y siempre encuentra alguien que borra su sonrisa y la vuelve lagrimas, confirmé varias veces que en toda relación hay uno que ama más, que el chocolate y el helado siempre son los mejores compañeros de las lágrimas, que el sol nos ilumina a todos pero calienta a pocos, que el vino sabe mejor con una buena conversación  y que la verdadera lucidez de mis actos esta en los ojos de mi hijo. Pero también entendí que sigo buscando sin encontrar.

Fue

Y fue bonito soñarte en mi cama, mordiendo mi espalda, fue hermoso verte en cada sueño despertando mis deseos, fue glorioso acurrucarme entre tus brazos, fue impresionante escuchar tus latidos y con los ojos cerrados sentir tu respiración, fueron invaluable nuestras conversaciones hasta el amanecer, fue magnifico dormirme sobre tu pecho escuchando la canción de tu corazón, fueron hermosos nuestros hijos, los perros y la casa, fue hermoso soñarte aunque sea más doloroso despertar y saber que no eres ni estas.

Recuperados III

SE
Se que saldrás corriendo y con cada paso que des te llevarás un pedazo de mi alma, se que huirás con prisa para no ver mis ojos que te esperan, se que un día volveré a verte y recordaré cuanto te amé y recordaré que no me conociste, que preferiste partir antes de saber que este cuerpo te quería a su lado para vivir y morir juntos
Como saber si tu mirada es la que está destinada a ser mi despertar cada día, como saber si me sueñas cada noche como yo a ti, como saber si te despiertas recordando mi sonrisa como yo recuerdo la tuya?
¿Que haré?
¿Y que haré cuando se acaben los te quiero que rebotan en tu silencio, volveré a la penumbra y ahogaré en ella mis sueños de te amo? 
¿Y que haré cuando se sequen los besos que se mojan en tu indiferencia, me hundiré en la oscuridad de los sueños perdidos?
¿Que haré cuando las caricias se vuelvan desiertos que rasguen tu piel inerte, perderé la esperanza de la vida bonita? 
¿Que haré cuando las lágrimas sean mis compañera de camino mientras te alejas? 

Silencio

Escrito para alguien fue JRA

Y nuestra primera vez no fue en una cama cubierta de pétalos de rosa, ni con la luz de la luna alumbrándonos el camino, fue bajo el silencio deshabitado de cuatro paredes, con una manta simulando comodidad y con la vergüenza sirviendo de guía. 
Tu sonrisa, tus manos, tus besos y tus caricias eran racimos de nervios infinitos, que poco a poco se fueron transformando en gotas de deseo, una pasión sin desenfreno que ocultaba mucho y decía todo, dos cuerpos que jamás se imaginaron juntos, unidos por el azar y la circunstancia, deseando entrar lo más profundo posible. 
Mis uñas en tu espalda y tus labios cortando mi respiración, ese vaivén acompasado que imploraba por el clímax, mis manos en tus hombros y tu saliva en mi boca, un silencio lleno de gemidos sonoros, se corta la respiración y se aceleran los latidos, tu néctar buscando la flor, luego el peso muerto del éxtasis. Y vuelve de nuevo el silencio de la respiración entrecortada, el sudor de la conquista rodando por nuestros cuerpos y la sutil sonrisa de una batalla ganada. 
Una plegaria, un chocolate y la sed nos despidieron esa primera vez, llena de silencios ensordecedores y plena de sonrisas inesperadas...

Recuperados II

Muchas letras escritas en una época difícil.

Queriendo tener aquello que tanto deseaba,  creyó encontrar en cada hombre que se le acercaba un pedacito de su sueño, con cada beso recibido se emocionó, sus pies se elevaban con el roce de sus dedos, creía cada palabra y su historia dolorosa se volvía un vago recuerdo, durante 10 minutos tenía al hombre de su vida en los brazos y estaba decidida a no dejarlo escapar... Pero el sueño era solo eso, la imaginación exacerbada por el deseo, al llegar la noche sus lágrimas corrían por su mejilla y se ahogaban en un grito mudo en aquella almohada que se había convertido en su confidente, amiga y compañera de cama. 
Cada noche estaba marcada por la misma historia, las mismas lagrimas caían sin cesar sobre la misma almohada y el mismo sueño se repetía sin cesar en su cabeza, quizás en algún momento de tanto soñar alguna parte se volvería realidad y aquellos ojos tristes que cada mañana se disfrazan de alegría se transformarían con la dicha anhelada desde siempre.
Sueño
Amanezco contigo a pesar de la distancia, imagino tu respiración cerca de mi espalda, tus brazos rodeándome, tus piernas entrelazadas con las mías, tu calor en mi piel húmeda, estas conmigo a pesar de la distancia. 
Cada noche mi alma se escapa al encuentro con tu alma, cada noche mi pensamiento se transforma en lienzo donde dibujo tus caricias, tu risa y tus besos, cada amanecer siento tu presencia alejándose de nuestra cama para dejarme la sensación de tu cuerpo junto al mío pero también dejando el amargo sabor de la distancia que nos separa.
Soy aquella
Yo soy aquella que cada noche te sueña y creyendo ser parte de tu realidad te da lo que siempre has deseado: niños, casa, felicidad y amor. Soy aquella que deja sus uñas marcadas en tu espalda como signo de las largas noches llenas de pasión y compartir en una cama que despide amor por todas partes. Soy aquella que cada mañana anhelas despertar con un beso cálido en la mejilla y un te amo en los labios.